Bizcocho de mantequilla con queso mascarpone

Ingredientes
Queso Mascarpone 160 gr.
Azúcar molido 300 gr.
Mantequilla 225 gr.
Harina blanca de trigo 270 gr.
Huevos grandes 4 unidades
Bicarbonato El Vesubio 1 cdta
Levadura química 1/2 cdta
Azúcar avainillado 1 cdta
Ralladura de limón 1/2 cda
Ralladura de limón 1/2 cda

El bizcocho de mantequilla, también llamado Pound Cake, es una conocida receta utilizada en todo el mundo. Se le llama Pound Cake porque está tradicionalmente cocinado con una libra (pound en inglés) de cuatro ingredientes básicos: harina, mantequilla, azúcar y huevos.
 
Pero en este caso hemos querido ser un poco originales y hemos añadido un ingrediente que nunca decepciona: el queso. El resultado es un bizcocho tierno, suave y cremoso.
 

Preparación:
 
Precalentar el horno a 170º e ir engrasando el molde con mantequilla de forma abundante. La mantequilla no debe de estar ni muy dura ni muy aceitosa.
 
En un bol, mezclar la harina, el bicarbonato El Vesubio, la levadura y la sal preferiblemente con una batidora de varillas. Tras ello es necesario tamizar la mezcla pasándola a otro bol.
 
En un bol distinto, mezclar la mantequilla, el queso, el azúcar, la cucharadita de azúcar avainillado y la ralladura de limón. Batir con la batidora de varillas (de menor intensidad a más a medida que los ingredientes se van mezclando) hasta que la mezcla quede bien cremosa (8-10 min).
 
Tras ello, batiremos los huevos en un bol distinto con la batidora de varillas (limpia) hasta que engrosen tanto que tripliquen su volumen. Después toma más o menos una cuarta parte de la mezcla de huevos batidos y añádelo a la mezcla de la mantequilla. Bate la mezcla hasta que quede bien incorporado.
 
Tras esto, ve añadiendo poco a poco los huevos a la mezcla de la mantequilla por pequeñas tandas mientras vas batiendo y se va incorporando lentamente. No te preocupes si la mezcla se separa un poco.
 
Una vez mezclado, añadimos la harina en varias tandas, batiendo después de cada tanda lo justo para que se integre correctamente. Se quedará una mezcla espesa, la cual hay que volcar al molde e introducir en el horno para esperar más o menos 1 hora y 10 minutos.
 
El truco para conocer si el bizcocho está hecho es introducir una varilla que llegue hasta el centro del bizcocho: si la varilla saca un poco de masa pegada, significa que aún no es el momento de sacarlo.
 
Una vez lo hemos sacado del horno, debemos dejarlo reposar una media hora y ya podemos desmoldarlo. Se puede comer caliente, templado o frío, según gustos.

Bizcocho de mantequilla con queso mascarpone
4 (80%) 1 vote
13
OCT