Limpiar el fondo de las ollas sin rayones ni esfuerzo

Ingredientes
Bicarbonato El Vesubio
Detergente
Agua
Trapo húmedo

Con el comienzo del otoño seguro que muchos se han animado a volver a los guisos que tanto reconfortan y apetecen en los días en los que el fresco comienza a apoderarse del calendario. Un plato de lentejas, alubias o un estofado son un plato más que completo y delicioso, pero que por la falta de costumbre puede tener un final accidentado.

En el momento en el que vaciamos la olla y nos damos cuenta de que hay comida que se ha quedado pegada en el fondo, nos acordamos del engorro ya olvidado de tener que frotar ollas y sartenes tras un guiso de fuego lento.

Pero esta tarea no tiene porqué ser tan pesada si recurrimos a un truco muy sencillo. Se trata de llenar la olla con un poco de agua, unas cucharadas de Bicarbonato El Vesubio y un poco de detergente para que se ablande el fondo.

Tras unas horas, procedemos a vaciar la olla y con un trapo limpio y húmedo con Bicarbonato El Vesubio seco frotamos para eliminar los restos. Así, dejaremos la olla limpia y sin rayones ni olores de la comida pegada y podremos volver a cocinar nuestros guisos sin ningún problema.

¿Te ha resultado útil?
30
SEP