Baño relajante con Bicarbonato de Sodio El Vesubio y aceites esenciales

Ingredientes
Media taza de Bicarbonato de Sodio El Vesubio
Aceites esenciales

La llegada del invierno también presagia la llegada de la Navidad. Son días en los que nos reunimos con nuestra familia y amigos, en muchas ocasiones en nuestra casa, con el trabajo que ello supone.
 
Aunque es probable que lo hagamos con gusto, trabajar para que esté todo perfecto a veces puede ser agotador. Por ello os proponemos que antes de que comience la algarabía de las fiestas os toméis tiempo para daros un baño relajante.
 

Es un placer que nos damos en contadísimas ocasiones dado el gasto del agua, pero una vez al año no hace daño. Por lo tanto podemos encender unas velas, escoger música relajante y llenar la bañera con agua caliente.
 
A ese agua caliente podemos añadir media taza de Bicarbonato de Sodio El Vesubio y unas gotas de aceites esenciales de lavanda o manzanilla y tendremos ante nuestros ojos un baño relajante inigualable.
 
Tras veinte minutos de relax podremos salir, secarnos bien, ponernos ropa cómoda y seguir con nuestro ritual de tranquilidad en cualquier lugar de nuestra casa donde podamos descansar para cargarnos las pilas con el trabajo que llega. ¿Es o no es un buen plan?

¿Te ha resultado útil?
27
NOV