4 claves para limpiar tu cocina

4 claves para limpiar tu cocina

“¡Pásame el azúcar!¿Alguien quiere más ensalada? La salsa de tomate está buenísima” ¿Quién no ha oído todas estas frases en una reunión alrededor de la mesa de la cocina? Antes de escucharlas, hay un paso previo que es cocinar y dejar la cocina bien limpia para compartir con toda la familia un rato en la mesa con una charla agradables.

 

Con un poco de bicarbonato de Sodio, podemos limpiar los azulejos, el mármol, la nevera, los cubos de basura, las cacerolas, la vajilla, el horno y mucho más. Lee las 4 claves para limpiar tu cocina y dejarla reluciente:

 

1. La importancia de un fregadero: de vez en cuando, en lugar de usar el limpiador habitual para esta zona, realizamos una limpieza a fondo. Si tu fregadero es de acero inoxidable incluye un poco de vinagre a la solución de bicarbonato de sodio y enjuaga sin esfuerzo para sacarle brillo. Si tienes un fregadero de cerámica o porcelana elimina las manchas con un estropajo húmedo, una cucharada sopera de bicarbonato y repite hasta tres veces hasta que se hayan disuelto las manchas. Si las manchas persisten, añade bicarbonato sobre la mancha y deja actuar durante la noche. Al día siguiente frotamos y ¡listo!.

 

2. Consigue una vitrocerámica reluciente: colocamos una cucharada de bicarbonato de sodio en un paño húmedo y frotamos las placas de inducción, enjuagamos y secamos bien. Es importante saber que el bicarbonato no raya la vitrocerámica y además neutraliza los olores fuertes. En caso de tener manchas dispuestas a quedarse creamos una pasta de bicarbonato con 3 partes por una de agua, lo aplicamos sobre las manchas y al día siguiente lo frotamos ligeramente.

 

3. Para absorber los malos olores de la nevera o el congelador, colocamos en su interior un bol con 4 cucharadas soperas y lo dejamos actuar durante 3 días. Luego lo reciclamos para el cubo de basura, en que hará efecto haciendo que desaparezcan los malos olores.

 

4. Para limpiar el robot de cocina: limpiamos los elementos del robot como la picadora o las aspas de restos de alimentos con ayuda de un litro de agua caliente, con dos cucharadas soperas de bicarbonato, en el interior del robot, lo ponemos en marcha 20 segundos y al abrirlo la suciedad se habrá desprendido. Ahora podemos lavarlo sin aplicar la fuerza ni frotar en exceso.

 

5. Para mantener los tarros de cristal o botes de aceite y otros ingredientes de la cocina como la miel que suelen ser más costosos de eliminar. Incluimos una cucharadita de bicarbonato de sodio por cada litro de agua y luego rellenamos los botes o tarros con esa solución, agitamos y dejamos actuar 10 minutos. Olvídate de tocar tus botes de la despensa y que estén engrasados o pringosos.

¿Te ha resultado útil?
Mostrar comentarios antiguos
28
JUN