Tartaletas merengue y limón sin gluten

Tartaletas sin gluten de limón y merengue

Ingredientes
Relleno de la crema de limón
250 g huevo
200 g azúcar
1 ralladura de limón
200 ml zumo de limón
Una pizca de bicarbonato de sodio
50 g mantequilla
Base de la tartaleta
160 g harina de arroz
Una cucharada de bicarbonato de sodio
90 g de mantequilla
75 g de azúcar
50 g de huevo
Para la cobertura de merengue
80 g de claras
150 g azúcar glas

Hoy os queremos presentar una receta indicada para celíacos e intolerantes al gluten. Las tartaletas sin gluten de limón y merengue, son un postre que juega con el toque dulce del merengue y con el ácido del limón. ¿Quieres saber qué es lo mejor de todo? Que la receta de Sodas El Vesubio tiene una pizca de bicarbonato para hacer crecer la masa y a la vez neutraliza la acidez del cítrico.

 

 

Elaboración

 

Lo primero, es hacer el relleno de la crema de limón para que se pueda enfriar mientras realizamos el resto de la receta. Vertemos en un recipiente el huevo, el azúcar, el bicarbonato de Sodio, la ralladura y el zumo de limón (previamente colado). Mezclamos y lo pasamos a un cazo a fuego lento, sin dejar de remover. Cuando está listo, lo sacamos del fuego y añadimos la mantequilla. En un recipiente nuevo, lo dejamos reposar, cuando esté a temperatura ambiente lo ponemos en la nevera para que se enfríe más rápidamente.

 

Con la ayuda de un robot de cocina mezclamos todos los ingredientes de la masa de las tartaletas y sacamos la masa a reposar en un bol, con un trapo encima. Durante 30 minutos la masa aumentará de volumen. Con mucho cuidado y un rodillo estiramos la masa y la ponemos sobre cuatro moldes de tartaletas medianos o seis pequeños, quitando la masa sobrante.

 

Sacamos la crema de limón y la repartimos en las tartaletas. Una vez finalizado este paso, las introducimos al horno unos 25 minutos aproximadamente a unos 180º grados (depende de la potencia del horno). Un buen indicador para saber que están listas es cuando la masa empieza a tomar color. Las dejamos reposar a temperatura ambiente, mientras vamos a elaborar el merengue.

 

tarta-limón-merengue-sin-gluten

 

Montamos las claras de los huevos a punto de nieve, a la vez, introducimos poco a poco el azúcar. Una vez listo, pasamos el merengue a una manga pastelera con una boquilla redonda.

 

Si ya están frías, empieza a decorar las tartaletas con el merengue y con la ayuda de un soplete doramos las puntas que sobresalen.

Las tartaletas con gluten de limón y merengue son una delicia y aunque no lleven una harina convencional el sabor de la masa está riquísimo. Sorprende a tus amigos con esta receta perfecta para celíacos.

21
ABR