Receta postre fácil El Vesubio: Buñuelos fritos con miel

Receta postre fácil El Vesubio: Buñuelos fritos con miel

Ingredientes
1 Huevo tamaño L
65 gr de mantequilla
1 cucharada de sodas El Vesubio
1 cucharada de nuez moscada en polvo
60 ml de aceite de oliva
1 yogur natural
175 gr de harina
1 cucharada de bicarbonato El Vesubio
2 cucharadas soperas de miel
Una pizca de sal

Llegan las fechas importantes de navidad y nos reunimos con nuestros seres queridos, la mayoría de las veces al rededor de una mesa.
 
En estas mesas preparamos muchas recetas típicas para navidad, como turrones, mazapanes o la receta que os traemos hoy, los buñuelos.
Los buñuelos son dulces que se suelen acompañar de chocolate caliente y es en los meses de más frío cuando más apetece.
 
Se pueden preparar tanto salados como dulces, pero lo que siempre nos encanta es lo sabrosos y tiernos que suelen quedar.
 
 
Esta receta además de ser muy sabrosa es muy rápida y sencilla de preparar, por lo que ya no tienes excusa para cocinar estos deliciosos buñuelos fritos con miel.
 
Desde El Vesubio os presentamos la receta clásica a la que le hemos añadido la miel para darle un tique diferente y más sano, pero sin renunciar a lo dulce.
 
Presta atención a los simples pasos de la receta fácil de buñuelos fritos con miel:
 
Lo primero que vamos a hacer será fundir los 25 gramos de mantequilla en un cazo al baño maría y retiraremos. A parte, en un bol batiremos el huevo hasta que nos quede bien espumoso y añadiremos el yogur natural y la mantequilla fundida que habrá bajado su temperatura, a una temperatura más tibia y batiremos todo bien.
 
Después tamizaremos la harina junto con la soda El Vesubio, la nuez moscada, el bicarbonato El Vesubio y la sal. Incorporaremos toda esta mezcla tamizada al bol muy poco a poco e iremos removiendo todo hasta conseguir una masa homogénea y uniforme.
 
Es aconsejable removerlo todo con una cucharada de madera ya que no se nos pegará la masa.
Receta postre fácil El Vesubio: Buñuelos fritos con miel
En una sartén pondremos abundante aceite y esperaremos hasta que esté bien caliente, mientras tanto con la mano haremos pequeñas bolas  redondas de no mas de 5 centímetros.
 
Freiremos bien nuestros buñuelos en el aceite caliente hasta conseguir que se inflen y estén dorados. En ese momento retiraremos ayudándonos de una espumadera y los colocaremos sobre papel absorbente para retirar el aceite sobrante. Reservaremos nuestros buñuelos fritos en una fuente.
 
A continuación, en un cazo a fuego suave pondremos la miel incorporando la mantequilla restante e iremos mezclando hasta que la mantequilla esté integrada y completamente disuelta con la miel.
 
Podremos bañar nuestros buñuelos con la miel o si lo preferimos espolvorearlos con azúcar y servir la miel en un cuenco a parte.
 
Con estos pasos los buñuelos los tendrás listos para servir y disfrutar con tus amigos y la familia. Seguro que a todos les encantará esta receta y ti te sorprenderá lo fáciles que son de preparar.
 
Si te ha gustado esta receta no te pierdas todas las recetas dulces que tenemos para ti en nuestro recetario online, además podrás descubrir todos los trucos y curiosidades del bicarbonato en nuestras RRSS, ¡síguenos!

28
NOV