Limpieza hornos de microondas

Limpieza profunda en la cocina con la ayuda del bicarbonato de sodio

Casi se acaba el verano… ¡las vacaciones! El tiempo de descanso se agota y hay que volver a nuestra realidad y retomar deberes en el trabajo, en la oficina y sobre todo en casa, donde el bicarbonato de sodio -aunque no lo creas- tiene un papel muy importante.

 

Así que primeros días en que tenemos que retomar la rutina, es tiempo para depurar cosas viejas en casa, como ropa, cacharros, muebles. También es momento de pensar en una limpieza a fondo en la cocina, luego de tanto uso en el verano, por comidas y cenas con amigos o la familia. Es ahora cuando el uso del bicarbonato de sodio… ¡seguro será tu gran aliado!

 

Por eso te dejamos aquí una lista de utilidades de nuestro producto en tu cocina. Sólo tienes que preparar agua en un recipiente, poner una o dos cucharadas de bicarbonato, según la cantidad de agua, mezclar y mojar con una esponja o un paño, para empezar a limpiar.

 

Microondas (con un pulverizador que contenga agua y bicarbonato, rocías el interior y luego limpias con un paño. ¡Te quedará reluciente!). El horno tradicional (utiliza una esponja o estropajo mojado en agua con bicarbonato para quitar las costras que pueda tener).

 

El lavavajillas (con el atomizador, rocía el interior y limpia con una esponja. Desaparecerán residuos y malos olores).

 

Grasa acumulada en la estufa, encimera y cómodas (por duras que se vean, si usas un estropajo mojado en agua y bicarbonato, verás resultados).

 

Vaso de licuadora (habrás notado que en el anillo se quedan ciertos residuos por mucho que laves el vaso, pues bien, con frotar con un estropajo que contenga bicarbonato, estos desparecerán inmediatamente).

 

Tabla de picar comida (cada vez que la uses, al final sólo tienes que lavarla con un estropajo mojado que contenga una cucharada de bicarbonato y desaparecen los olores de pescado o carne y hasta se desinfectará).

 

Filtro de la cafetera (suele mancharse por el color del café y para quitar esto, nada como usar bicarbonato y agua. ¡Verás buenos resultados!).

 

Quemadores de estufa (usa un estropajo y el bicarbonato hará lo suyo, quitará bordes de grasa y costras).

 

Refrigeradores (siempre acumulan olores, manchas y costras de comida que a veces se tira. Vacía la nevera y con un recipiente de agua con bicarbonato, limpia todo. Los olores habrán desaparecido).

 

Olla de presión (suele mancharse por el continúo uso, además de diferentes tipos de comida que se preparan ella, así que con frotar bien con un buen estropajo y bicarbonato, las manchas desparecerán).

 

Los azulejos de las paredes (si tu cocina tiene paredes de azulejos, estos suelen irse opacando con el paso del tiempo. Coloca en un recipiente suficiente agua y unas cinco cucharadas de bicarbonato, remueve y empieza a limpiar azulejos con un paño. ¡Ya verás qué brillantes quedan!

 

Cristales de ventanas (lo mismo que hiciste con los azulejos, has con los cristales que tengas en la cocina. ¡Quedarán perfectos!

 

Cubo de la basura (por mucho que cambies continuamente la bolsa de basura, los olores se van acumulando, así que cada semana espolvorea un poco de bicarbonato en la base, remueve y déjalo ahí para que neutralice los malos olores).

 

¿Te ha gustado esta receta de cocina? Sigue nuestro blog y descubre muchas más. Además, ahora podrás disfrutar de las mejores con nuestro recetario online.

 

Y si quieres probar el toque El Vesubio, puedes conseguir todos nuestros productos aquí, e incluso podrás llevarte un pack de sodas gratis como prueba.

21
AGO