10 recomendaciones del bicarbonato de sodio en la comida

Sin duda alguna, el bicarbonato de sodio es un ingrediente que ha trascendido con el paso del tiempo, gracias a sus beneficios, convirtiéndose así en uno de los productos que nunca faltan en cualquier casa, concretamente en la cocina.

 
Y es que son tantas y tan buenas sus utilidades, que lo mismo se usa para trucos en casa, como apoyo en la cocina en temas de alimentación.
 
Es importante aclarar que este compuesto es seguro en el consumo humano e inofensivo para el medio ambiente. ¡Además es barato y se puede encontrar en cualquier supermercado o tienda de barrio!
 
Hoy concretamente vamos a compartirte 10 recomendaciones del bicarbonato en la alimentación, para que los tomes en cuenta a la hora de cocinar. ¡Así que toma nota!
 

Frutas y verduras limpias

Por mucho que estos productos se vean limpios a la hora de comprarlos en el supermercado y estén bien empaquetados en bandejas, o que la presentación sea muy buena, no debemos confiar en que están libres de baterías, ante lo cual el agua no es suficiente para limpiarlos. Ante esto, se recomienda poner la fruta y la verdura en un recipiente grande con agua suficiente, al cual debe ponérsele una cucharada de bicarbonato de sodio. Se deja reposar unos 10 minutos, luego se enjuaga bien y se ponen a escurrir. Esto es más que suficiente para limpiar el género de bichos.
 

Buen color de verduras

Si deseas que aquellos platillos que has preparado con verduras, reflejen que éstas tienen un color muy natural, te sugerimos que para lograr esto, cuando previamente las pones a hervir, debes agregar una cucharadita de bicarbonato al agua. Una vez puestas en los platos, notarás que su color sigue siendo natural.

 

Adiós a la carne dura

Suele suceder. La carne siempre guarda sorpresas: ¡está dura! Ante eso, nada como el bicarbonato de sodio para hacerla más blanda. Eso sí, debes prepararla con tiempo, para que cuando hagas la comida, la carne esté blandita y lista para cocinar un buen platillo. Para quitarle esa dureza, te damos estas recomendaciones: poner los trozos de carne que vayas a preparar, en un recipiente con agua (has leído bien… ¡con agua!), agregarle dos cucharadas de bicarbonato, dejarlo reposar por espacio de 2 horas (has leído bien… ¡2 horas!) dentro del refrigerador. Transcurrido el tiempo, sacas la carne, la enjuagas bien ¡y a cocinarla ya! Te damos otro consejo. Si resulta que la carne no es tan dura, pero la quieres poner más blandita, con que espolvorees bicarbonato sobre la misma, será más que suficiente para que se ponga buena de textura.

 

Cebolla con textura más suave

Curiosamente hay personas que les gusta el sabor de la cebolla, pero no les agrada la textura de la misma, cuando está picada. Aquí es cuando el bicarbonato de sodio tiene un buen papel, porque le quita esa textura hasta cierto punto dura. ¿Y cómo se logra esto? Sólo tienes que freír la cebolla en poco aceite y una vez cristalizada le agregas unas pizcas de bicarbonato, para que la cebolla se haga más suave. ¡Notarás la diferencia en el paladar!
 

¡Fuera la acidez del tomate!

Has hecho una pasta para la comida y tú misma has preparado la salsa de tomate  que le pondrás encima, pero resulta que al probarla notas que ¡te ha quedado ácida! Tranquila. Esto tiene solución. Cuando hayas licuado el tomate y esté en forma de salsa, fríela en una sartén y cuando esté a punto de cocción, sólo agrega una pizca de bicarbonato de sodio. Prueba. ¡Notarás la diferencia!
 

Coliflor sin olor desagradable

Tus hijos entran a la cocina y detectan un olor poco agradable. Estás preparando  coliflor y su olor parece que no es del agrado de tus peques, así que para evitar que no quieran comer esta verdura, por el olor que suelta cuando se hierve, o por lo pesada que es al estómago, se recomienda poner una cucharada de bicarbonato de sodio en el agua de cocción, a fin de neutralizar el olor y evitar que al comerla provoque desagradables flatulencias. ¡Sigue estas recomendaciones. Tú estómago te lo agradecerá!
 

Prepara tus refrescos caseros

Aunque no lo creas, tú puedes preparar en casa tus propios refrescos caseros. Anímate a hacer el siguiente consejo para hacer refresco de gas y verás lo fácil y rico que queda. Como ingredientes debes tener un vaso, azúcar, agua, un limón, una naranja y bicarbonato de sodio. Exprime la fruta en el vaso, definiendo tú misma la cantidad, para que luego agregues la misma proporción de agua. Echa una cucharada de bicarbonato. Remueve todo. Prueba un poco y si notas que te gusta así, déjalo tal cual, pero si quieres puedes ponerle azúcar hasta alcanzar el sabor de tu gusto.

 

Tortilla esponjosa

En ninguna mesa debe faltar nunca una buena tortilla española y, sí ésta, además de sabrosa queda esponjosa al final, qué mejor… Para conseguir esa textura esponjosa, te recomendamos poner un pizca de bicarbonato de sodio a los huevos cuando los estés batiendo. Esto hará que la tortilla quede suave y esponjosa. ¡Ya lo notarás!
 

Prepara tu levadura casera

Por si lo sabías, tú puedes preparar tu propia levadura en casa, justo para usarla en recetas de repostería. Y esto lo consigues con el uso del bicarbonato de sodio. Para obtener una cucharada pequeña de levadura casera, puedes hacerlo de las siguientes formas:

 

  • Mezclar un cuarto de cucharada pequeña de bicarbonato de sodio con tres cuartos de cucharadita de crémor tártaro.
  • Mezclar un cuarto de cucharadita pequeña de bicarbonato con 125 gramos de yogur natural.
  • Mezclar un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio con media cucharada pequeña de vinagre o zumo de limón, a lo cual debe agregarse 100 ml. de leche.

 

Remojar legumbres

Debido a la dureza de las legumbres, es necesario remojarlas durante varias horas antes de su cocción. Para esto, nada como usar unas dos cucharadas de bicarbonato de sodio espolvoreado en el recipiente donde tienes las legumbres en agua. Después de unas 5 horas, las legumbres se pueden cocer, pero si por algún motivo no tuviste tiempo para ponerlas en remojo, te sugerimos que una vez que las legumbres estén en la olla, eches unas cucharadas de bicarbonato en base a los litros de agua que hayas puesto. Éstas se ablandarán y sobre todo se harán más digeribles. ¡Compruébalo!

 

¿Te han gustado estas recomendaciones? Sigue nuestro blog y descubre muchas más. Además, ahora podrás disfrutar de las mejores recetas con nuestro recetario online.

Y si quieres probar el toque El Vesubio, puedes conseguir todos nuestros productos aquí, e incluso podrás llevarte un pack de sodas gratis como prueba.

22
FEB